Get Adobe Flash player

UNA BUENA LIMPIEZA DE PRIMAVERA EN SU COCINA PARA MANTENER LOS ALIMENTOS SEGUROS

 

Llega la primavera y generalmente hacemos la limpieza general en armarios, alacenas o depósitos del hogar, la Secretaría de Calidad de Vida quiere animar a todos a limpiar también su cocina y mantener los alimentos inocuos. Esto es especialmente importante en el refrigerador y congelador, en donde se mantiene las carnes, aves, mariscos y pescados crudos. Este es un buen momento para usar o desechar productos viejos que han perdido su calidad o dañado, como también para limpiar derrames que no había notado antes y deshacerse de malos olores.

 LIMPIAR. Las bacterias pueden transferirse de sus manos, tablas de cortar y cuchillos, hacia superficies en su cocina. Una limpieza frecuente puede evitar esto.

 

§ Mantenga limpias las superficies de cocina, lavándolas con agua caliente jabonosa antes y después de preparar los alimentos.

§ Mantenga la heladera limpia en todo momento. Limpie inmediatamente los derrames. Limpie y enjuague bien toda superficie con agua caliente jabonosa.

§ Si su heladera o congelador/freezer tiene mal olor a causa de alimentos que se dañaron, lave y desinfecte las repisas, gavetas y bandejas de hielo, como también las puertas y juntas (o sello de goma). Deje la puerta abierta por unos 15 minutos para permitir que circule el aire.

§ Desinfecte las superficies con una solución de agua lavandina.

 

 

SEPARAR. La propagación de bacterias es cuando transferimos bacterias de una superficie a otra, y puede ocurrir frecuentemente al descongelar o preparar carnes, aves, mariscos o pescados crudos. Cualquier bacteria que podría estar presente en carnes, aves o pescados congelados, puede volverse nuevamente activa durante la descongelación y causar enfermedades si el alimento no se maneja adecuadamente.

 

 

  • Mantenga las carnes frescas o congeladas, y sus jugos (que podrían gotear) en envases cerrados y en estante inferior al de los alimentos listos para comer o ya cocidos, y lejos de las frutas y vegetales. Descongele en la heladera las carnes crudas , de aves, mariscos o pescados, dentro de un envase o encima de un plato para prevenir que sus jugos goteen sobre otros alimentos.
  • Use una tabla de cortar para carnes, aves, mariscos y pescados crudos. Use otra diferente para los ingredientes de ensalada y para los alimentos listos para comer.
  • Lave las tablas de cortar adecuadamente con agua caliente jabonosa luego de usarlas. Enjuague con agua limpia y déjelas secar al aire o use toallas de papel limpias.
  • Cambie las tablas de cortar que estén excesivamente desgastadas o tengan grietas difíciles de limpiar pues allí podrían vivir las bacterias.
  • Use siempre platos y utensilios de cocina limpios. Nunca coloque alimentos cocidos en el mismo plato o tabla de cortar que contenía alimentos crudos.

 

 

COCINAR. Aún cuando el cocinero sea un experto, si no maneja y prepara los alimentos adecuadamente, podría permitir que bacterias que causan enfermedades sobrevivan en el alimento. Las carnes, aves, mariscos y pescados deben cocinarse hasta una temperatura interna segura para asegurar la destrucción de las bacterias que podrían estar presentes.

 

§ Conozca las temperaturas internas a las que debe cocinar cada alimento que esté preparando.

§ Use un termómetro para alimentos y asegúrese que sus alimentos alcancen las temperaturas adecuadas- usted no puede saber con sólo mirar el alimento.

§ Al calentar alimentos en el horno de microondas: rote, agite, y cúbralos para prevenir pedazos fríos, en donde las bacterias pueden sobrevivir. Si ocurren derrames en el horno de microondas, límpielos enseguida y limpie toda superficie con agua caliente jabonosa.

 

 

ENFRIAR. Las bacterias crecen rápidamente a temperaturas entre (5 ºC y 60 °C). Enfriar adecuadamente es una de las maneras más efectivas de reducir riesgos de enfermedades a través de alimentos.

 

§ Enfríe su heladera a 5 °C o menos. Use un termómetro para heladeras para asegurarse que la temperatura no se eleve.

§ Enfríe las sobras y comidas para llevar en no más de 2 horas, asegurándose de dividir los alimentos en envases poco profundos para que se enfríen rápidamente.

§ Descongele las carnes, aves, mariscos y pescados en la heladera y no sobre las superficies de cocina. No llene demasiado su heladera.

§ Hágase el hábito de una vez a la semana desechar los alimentos perecederos que no haya comido. Como regla general: permita 3 días para las sobras de alimentos cocidos; de 3 a 5 días para bifes, asado y chuletas de ternera y cordero crudas y de  1 a 2 días para las aves crudas, carnes molidas crudas y pescados crudos.