Get Adobe Flash player

BENEFICIOS DEL SISTEMA DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANUFACTURA.

Las Buenas Prácticas de Manufactura abarcan los siguientes temas:

•  Condiciones higiénico sanitarias de las materias primas.
•  Condiciones higiénico sanitarias de los establecimientos elaboradores de alimentos.
•  Recursos humanos.
•  Requisitos de higiene en la elaboración.
•  Almacenamiento y transporte de materias primas y productos terminados.
•  Controles de proceso en la producción.
•  Documentación.

Por lo tanto, las empresas que implementan y certifican un Sistema de Buenas Prácticas de Manufactura obtienen, entre otros, los siguientes beneficios:

 • Cumplen con la ley vigente en el MERCOSUR, ya que el Código Alimentario Argentino en su Capítulo II, Artículo 20°, Anexo I exige desde el año 1997 a las empresas alimenticias de los Estados Parte el cumplimiento del Reglamento Técnico MERCOSUR N° 80/96, el cual trata sobre las condiciones higiénico - sanitarias y de buenas prácticas de fabricación de alimentos elaborados / industrializados para consumo humano. La Provincia de Buenos Aires adhirió al Código Alimentario Argentino mediante la Ley N ° 13230/04 y su Decreto Reglamentario N° 2697/05.

• Generan confianza en el consumidor porque la implementación del Sistema de Buenas Prácticas de Manufactura tiende a minimizar la probabilidad de ocurrencia de una enfermedad transmitida por alimentos (ETA). El nivel de exigencia del consumidor es elevado y además de los atributos tradicionales requiere garantía de inocuidad para asegurar su mejor calidad de vida.

• Logran el reconocimiento nacional e internacional, con beneficios directos sobre el crecimiento de las ganancias, ya que las exigencias de estándares de calidad son cada vez más importantes en la industria de los alimentos y pueden llegar a transformarse en barreras para-arancelarias para el comercio.

• Bajan sustancialmente los Costos de la No Calidad (reprocesos, devoluciones, pérdida de reputación, desmotivación, responsabilidades legales, reducción de rentabilidad, etc.).

•  Verifican la obtención de alimentos inocuos mediante la optimización de los procesos de producción, la mejora de las prácticas higiénico sanitarias y el adecuado control del estado de los equipos, instalaciones y edificios.

• Se encuentran en condiciones de implementar Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (HACCP), ISO 22000, etc., porque las Buenas Prácticas de Manufactura proveen la base estructural de otros Sistemas de Gestión de la Calidad.